SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mejor esperanza de vida... pero con obesidad

Por Amanda Gardner, Reportera de Healthday -
Mejor esperanza de vida... pero con obesidad

Los CDC informan que los índices de esperanza de vida han aumentando, pero también los niveles de obesidad

MIÉRCOLES, 16 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las autoridades de salud de EE. UU. publicaron el miércoles su informe anual del estado de la nación en materia de salud y las noticias son mezcladas, ya que tanto los índices de esperanza de vida como los niveles de obesidad siguen en aumento.

La parte positiva es que la esperanza de vida aumentó ligeramente en 2007, a 77.9 años frente a 76.8 años a principios de la década.

Y aunque las mujeres siguen aún por delante, las brechas de sexo y raza en la longevidad se han reducido, de acuerdo con el informe, elaborado por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud, parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Es alentador saber que la esperanza de vida sigue aumentando, aunque a un ritmo muy lento, pero a medida que vivimos más tiempo, también lo hacemos con enfermedades", apuntó el Dr. Patrick Remington, decano asociado de salud pública en la Facultad de medicina de la Universidad de Wisconsin en Madison. "Los años que hemos agregado a la esperanza de vida son años con enfermedades".

Quizá lo que es aún más preocupante, según los expertos, son las tasas crecientes de obesidad, ya que dos tercios de los adultos tienen ahora sobrepeso u obesidad, en comparación con el 29.9 por ciento de hace una década. Aunque las tasas de obesidad entre los niños de 2 a 5 años parecen haberse estabilizado, las tasas entre los niños mayores y adolescentes siguen aumentando, según el informe.

"La tendencia general de la obesidad infantil es ascendente, lo que no es una buena señal para el futuro de la obesidad, la diabetes, la enfermedad cardiaca y el cáncer", apuntó Cheryl L. Perry, decana de la Facultad de salud pública del Campus Regional de Austin, parte del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston. "Puede que exista alguna esperanza para los niños más pequeños, pero es probable que sea demasiado pronto para cantar victoria, ya que las tasas de obesidad también descendieron en los niños de 6 a 11 años, aunque luego aumentaron de manera considerable en la siguiente ola".

Otros factores de riesgo para las enfermedades crónicas, incluida la enfermedad cardiaca, tampoco salen muy bien parados.

"La obesidad, la diabetes y la hipertensión son realmente críticas en términos de mirar al futuro estado de salud de los estadounidenses, y esta noticia no ha sido buena por mucho tiempo y no parece que vaya a mejorar", señaló la Dra. Nancy Bennett, directora del Centro de Salud Comunitaria del Centro Médico de la Universidad de Rochester.

La enfermedad cardiaca y el cáncer siguen siendo dos de las principales causas de muerte, ya que de manera colectiva representan a cerca de la mitad de los 2.5 millones de muertes en Estados Unidos desde 2007, con 25 y 23 por ciento, respectivamente.

Entre los hallazgos del informe se encuentran:

  • Los niveles de hipertensión están aumentando, ya que el 32.6 por ciento de la población sufría de presión arterial alta en el periodo 2007-2008, en comparación con el 28.9 por ciento en el periodo 1999-2000.
  • El 12 por ciento de los adultos estadounidenses son ahora diabéticos, en comparación con el 8.5 por ciento en 1999.
  • Por otro lado, los niveles de colesterol están bajo control, probablemente debido a que una cuarta parte de los adultos estadounidenses de 45 años en adelante toman medicamentos para bajar el colesterol conocidos como estatinas, un incremento drástico en comparación con el dos por ciento durante el periodo 1988-1994. "El aumento en el uso de estatinas es muy drástico", señaló Bernstein.
  • El aumento de los costos médicos sigue siendo un problema, ya que más estadounidenses que nunca están posponiendo o simplemente prescindiendo de la atención médica: el 11 por ciento en 1997 y el 15 por ciento en 2009. Aquellos que escatiman en medicamentos recetados pasaron de 6 a 11 por ciento, y los que prescindían del cuidado dental necesario pasaron de 11 a 17 por ciento.
  • Más niños están cambiando a Medicaid (35 por ciento en 2009 frente a 18 por ciento en 1999), y menos tienen seguros médicos privados. La buena noticia es que menos niños carecen de seguro: apenas el 8 por ciento en comparación con 12 por ciento de hace una década.
  • Más niños tienen alergias de la piel (10.7 por ciento frente a 7.4 por ciento a finales de los 90), trastorno por déficit de atención con hiperactividad (9 por ciento frente a 6.5 por ciento) y alergias alimentarias (4.6 por ciento frente a 3.4 por ciento).
  • Parece que los estadounidenses son más activos, ya que el 18.8 por ciento informa que hace ejercicio, un aumento marginal en comparación con 18.1 por ciento en 2008 y mayor frente a 15.1 por ciento en 2000. Sin embargo, los expertos dicen que no es suficiente. "Es bastante desalentador", apuntó Bennett.
  • De acuerdo con una nueva sección especial en el informe, una cuarta parte de las muertes tanto en la población menor como mayor de 65 años tuvo lugar en el hogar en 2007, frente a una sexta parte en 1989. Sin embargo, la mayoría de las muertes ocurrieron fuera de la casa, el 36 por ciento en los hospitales (una reducción frente a 49 por ciento), y el 22 por ciento en residencias de ancianos y otras instalaciones.
  • La mortalidad infantil se redujo en un dos por ciento desde el año 2000.
  • La mitad de los estadounidenses de mediana edad y mayores se someten ahora a colonoscopias regulares, un incremento en comparación con la tercera parte en año 2000.
  • La tasa de tabaquismo entre los adultos se ha estabilizado en gran medida, en alrededor de 21 por ciento, mientras que el tabaquismo entre los adolescentes se ha mantenido estable desde 2004 en alrededor de 20 por ciento.

Más información

Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. para más información sobre el informe.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?