SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Más evidencia: la dieta mediterránea ayuda al corazón

Más evidencia: la dieta mediterránea ayuda al corazón

Alimentos como el aceite de oliva y los aguacates podrían ayudar al cuerpo a utilizar la insulina

MIÉRCOLES, 16 de noviembre (HealthDay News) -- Un estudio reciente ofrece más evidencia de que una dieta estilo mediterráneo es buena para el corazón.

La investigación halló que la grasa insaturada de alimentos como el aguacate, el aceite de oliva y los frutos secos aumenta la capacidad del organismo de utilizar la insulina. Una acción reducida de la insulina puede llevar a la diabetes, un factor de riesgo de la enfermedad cardiaca.

Los investigadores examinaron la forma en que tres tipos distintos de dietas equilibradas que consumían 164 personas hipertensas pero que no tenían diabetes afectaba la capacidad del cuerpo de mantener niveles sanos de insulina y regular los niveles de glucosa del organismo. Las tres dietas eran ricas en carbohidratos, proteínas o grasas insaturadas como las del aceite de oliva.

Los participantes consumieron cada una de las tres dietas por seis semanas de seguido, con dos a cuatro semanas de descanso entre cada dieta. Se usaron muestras de sangre para monitorizar los niveles de insulina y glucosa.

La dieta rica en grasas insaturadas mejoró el uso de insulina significativamente más que la dieta rica en carbohidratos, que contenía carbohidratos refinados como pasta y pan blanco.

Este efecto beneficioso de la dieta de grasa insaturada ocurrió a pesar de que los participantes no perdieron peso.

"Muchos estudios han observado cómo el cuerpo mejora su uso de la insulina cuando se pierde peso", apuntó en un comunicado de prensa de la Universidad de Johns Hopkins la Dra. Meghana Gadgil, becaria postdoctoral de la división de medicina interna general de la Facultad de medicina de la Johns Hopkins. "Mantuvimos el peso estable para poder aislar los efectos de los macronutrientes. Lo que hallamos es que se puede comenzar a ver un impacto beneficioso sobre la salud cardiaca incluso antes de perder peso".

Los investigadores dijeron que los hallazgos muestran que los cambios dietéticos pueden mejorar la salud cardiaca entre los que están en riesgo de enfermedad cardiovascular, aunque no pierdan peso.

"La introducción del tipo adecuado de grasa en una dieta sana es otra herramienta para reducir el riesgo de enfermedad cardiaca futura", aseguró Gadgil.

El estudio fue presentado el miércoles en la reunión anual de la American Heart Association en Orlando, Florida. Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La American Heart Association ofrece más información sobre la dieta mediterránea.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?