SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los niños estadounidenses necesitan reducir la ingesta calórica

Por HealthDay -

Si no se reduce el consumo, más de uno de cada cinco niños será obeso para 2020

MARTES, 10 de abril (HealthDay News) -- A los niños estadounidenses les falta mucho para alcanzar las nuevas metas para lograr una tasa más baja de obesidad infantil, muestra un estudio.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. fijó la meta de reducir la tasa de obesidad infantil a 14.6 por ciento para 2020, y para lograrlo, los niños de 2 a 19 años tendrían que eliminar en promedio 64 calorías al día.

Sin esa reducción en la ingesta calórica, el niño o adolescente promedio pesaría casi 1.8 kilos (4 libras) más en 2020 que un niño de la misma edad en 2007. Además, más del 20 por ciento de los jóvenes serían obesos, frente a una tasa actual de 16.9 por ciento.

La última vez que la tasa de obesidad infantil de EE. UU. era de 14.6 por ciento fue en 2002.

"64 calorías podrían no parecer mucho individualmente, pero es un número bastante importante a nivel poblacional, y los niños en mayor riesgo de obesidad se enfrentan a una barrera aún mayor", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Columbia la autora del estudio, la Dra. Y. Claire Wang, profesora asistente de políticas y gestión de salud de la Facultad de Salud Pública Mailman de la universidad, en la ciudad de Nueva York.

"Cerrar esta brecha entre cuántas calorías consumen los jóvenes y cuántas gastan conllevará unos esfuerzos sustanciales e integrales", añadió Wang.

La nueva meta se podría alcanzar mediante la reducción de la ingesta calórica, un aumento en la actividad física, o ambas cosas. Pero aunque 64 calorías es la reducción total promedio requerida para cumplir con la meta de 2020, ciertos grupos de jóvenes podrían necesitar reducciones calóricas mayores o menores.

Los niños blancos necesitarían una reducción promedio de 46 calorías, frente a 91 calorías entre los de origen mexicano y 138 calorías entre los negros, que tienen tasas más altas de obesidad. Los niños y adolescentes de comunidades de bajos ingresos también tienen tasas más altas de obesidad, y requerirían mayores reducciones calóricas que los de áreas con mayores ingresos.

Los investigadores sugirieron varias estrategias políticas que podrían ayudar a los niños estadounidenses a reducir las calorías:

  • Reemplazar todas las bebidas azucaradas en las escuelas por agua y evitar que los niños beban bebidas azucaradas adicionales fuera de la escuela eliminaría un promedio de 12 calorías al día.
  • Hacer que los niños de 9 a 11 años participen en un programa integral de educación física podría eliminar un promedio de 19 calorías por día.
  • Los programas de actividades después de la escuela para los niños de kínder a quinto curso podrían eliminar un promedio de 25 calorías al día.

El estudio fue publicado esta semana en la revista American Journal of Preventive Medicine.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. describen cómo los padres pueden ayudar a sus hijos a mantener un peso sano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?