SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los almuerzos escolares tendrán menos sal

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Los almuerzos escolares tendrán menos sal

Las nuevas reglas requieren una comida más sana, pero algunos dicen que los cambios no son suficientemente abarcadores

MIÉRCOLES, 25 de enero (HealthDay News) -- La Primera Dama Michelle Obama y el secretario de agricultura Tom Vilsack desvelaron el miércoles unos nuevos estándares para los almuerzos escolares, las primeras revisiones en más de 15 años. El objetivo es proveer comidas más sanas y una mejor nutrición a los casi 32 millones de niños que participan en los programas de comida escolar.

Los nuevos estándares incluyen ofrecer frutas y verduras todos los días, aumentar los granos integrales, servir solo leche baja en grasa o sin grasa, limitar las calorías según las edades de los niños y reducir las cantidades de grasa saturada, grasa trans y sodio, según un comunicado de prensa del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA).

La Sra. Obama y Vilsack, que fueron acompañados por la famosa chef Rachael Ray, hicieron el anuncio en una escuela primaria de Alexandria, Virginia.

"Como padres, intentamos preparar comidas decentes, limitar la cantidad de comida basura que los niños comen, y asegurar que tengan una dieta razonablemente equilibrada", apuntó la Sra. Obama en la conferencia de prensa. "Hacemos todo ese esfuerzo, y lo último que queremos es que nuestro duro trabajo se deshaga todos los días en la cafetería de la escuela. Cuando enviamos a los niños a la escuela, esperamos que no coman el mismo tipo de comida grasa, salada y azucarada que intentamos evitar que coman en casa".

En la misma declaración, Vilsack señaló que "mejorar la calidad de las comidas escolares es un paso crítico para construir un futuro saludable para nuestros hijos".

El Dr. David Katz, director del Centro de Investigación sobre la Prevención de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, dijo que "estos cambios en los estándares alimentarios escolares son bienvenidos, loables y sin duda alguna útiles en los esfuerzos por combatir la obesidad infantil y todos los problemas metabólicos que conlleva".

Pero Katz cree que los cambios no son suficientemente abarcadores.

Y no son tan completos como la administración Obama quería, según Associated Press.

El año pasado, el Congreso bloqueó algunas de las revisiones planificadas del departamento de agricultura, que incluían reducir la frecuencia con que se podía servir papas fritas y pizza, según la agencia noticiosa.

En noviembre, el Congreso aprobó una ley que obliga al departamento de agricultura a seguir considerando la pasta de tomate en la pizza como una verdura, reportó la AP.

"Hacer pizzas más sanas es una gran idea. Sin embargo, es desafortunado y más bien ridículo que el Congreso siga pensando que la pasta de tomate es una verdura", señaló la dietista Samantha Heller, coordinadora clínica de nutrición del Centro de Atención del Cáncer del Hospital Griffin en Derby, Connecticut.

El Congreso también se negó a permitir al USDA limitar las porciones de papas. La AP reportó que esas indicaciones del Congreso se deben incorporar en la regla final.

El servicio noticioso comentó que los productores de papas, las compañías que hacen pizzas congeladas para las escuelas y otros del sector alimentario hicieron presión para los cambios realizados por el Congreso, y que los conservadores dijeron que el gobierno no debe decirles a los niños qué comer.

Algunos distritos escolares objetaron algunos de los requerimientos, afirmando que iban demasiado lejos y costarían demasiado, según la AP.

Katz dijo que "es inaceptable que elementos del sector alimentario presionaran al Congreso con éxito para cambios en los estándares de nutrición que dan más importancia a las ganancias que a la salud de los niños".

"El argumento de que no podemos costearlo es incluso más falaz, porque conlleva que tengamos que costear el tratamiento de la diabetes tipo 2 en los niños. Conlleva que tengamos que pagar cirugía bariátrica en adolescentes", añadió.

Aún así, los cambios señalan cierto progreso, afirmó Katz. "No debemos esperar que cambien las tasas de obesidad infantil. El almuerzo escolar nunca fue la causa de la epidemia de obesidad, y mejorarlo no será una cura. Pero hace mucho que el almuerzo escolar ha sido parte del problema, y estos estándares mejorados ayudarán a que sea parte de una solución abarcadora, necesaria hace mucho", enfatizó.

Heller rechazó el argumento de que los niños no quieren comer alimentos más sanos.

"Cuando se les provee el tiempo, la exposición y se les anima, además de alterar las influencias ambientales, los niños comen alimentos sanos cuando están disponibles", aseguró. "Simplemente colocar fruta fresca en la caja de la cafetería escolar aumenta el consumo de los niños considerablemente. Hacer que los alimentos frescos y sanos sean deliciosos y explicar a los niños cómo y por qué una nutrición buena es esencial para que les vaya bien en sus actividades favoritas como el deporte, el arte o la ciencia, también aumenta el consumo", señaló Heller.

"Las compañías de comida, los grupos de presión y los miembros del Congreso deben subir sus estándares y comenzar a dar buenos ejemplos sobre una alimentación y un estilo de vida sanos", añadió Heller.

La nueva regla se basa en recomendaciones de un panel de expertos del Instituto de Medicina, y también en los cambios actualizados de las Directrices dietéticas para los estadounidenses de 2011.

Más información

Para más información sobre una alimentación sana, visite el Departamento de Agricultura de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?