SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Frutas y verduras enlatadas ¿tan sanas como las frescas?

Por -
Frutas y verduras enlatadas ¿tan sanas como las frescas?
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Sí. Pueden ser tan nutritivas como las recién cosechadas, e incluso, mejores, según un nuevo estudio. En la mayoría de los casos, mantienen sus vitaminas intactas. Una noticia que da alivio frente a los apuros de preparar el menú familiar, o al elegir un vegetal fuera de estación.

Muchas veces, los apuros y los horarios laborales impiden llegar a ese fresco tomate para preparar el platillo que pensamos. Y las latas siempre nos han llevado a dudar en cuanto a valores nutricionales. Pero un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Michigan encontró que los tomates enlatados, por ejemplo, mantienen intactas su vitamina B, así como el licopeno, una sustancia ligada a la prevención de varias enfermedades.

El proceso de enlatado, señalaron, aporta más fibra soluble a vegetales como los frijoles, proporcionando un valor añadido al alimento. En EE.UU., las conservas ofrecen a los consumidores una opción económica para acceder a frutas y verduras, y en ocasiones, pueden ser un 20% más baratas que éstas.

"Las frutas y verduras en conserva aportan una nutrición de alta calidad para los estadounidenses, independientemente del nivel de ingresos y la geografía", dijo el investigador principal Steven Miller en un comunicado. “Muchos ciudadanos necesitan los alimentos enlatados, son una solución durante todo el año para ayudar a las familias a preparar comidas saludables y equilibradas" agregó.

Los investigadores analizaron el valor nutricional de 8 verduras comunes y 10 frutos, comparando las frescas, congeladas y en conserva. Y hallaron que las verduras conservan el mismo valor nutricional sin importar el envase, y que las enlatadas son más económicas que las congeladas.

"La evidencia de este estudio sugiere que las frutas y verduras envasadas y congeladas son convenientes por precio y constituyen opciones nutritivas para cumplir con las recomendaciones diarias en el contexto de una dieta saludable", escribieron los autores del estudio.

A medida que la población mundial crece, las frutas y verduras enlatadas pueden proporcionar un acceso menos costoso y más seguro a los alimentos sanos, concluyeron.

Además de ahorrar en el presupuesto, el proceso de envasado de alta temperatura proporciona el medio más seguro de conservación de los alimentos, ya que los microorganismos responsables de causar enfermedades transmitidas por los alimentos, se eliminan instantáneamente.

El único problema surge con la sal: los enlatados la contienen en gran medida, y esto puede ser perjudicial para algunas personas, sobre todo para las que padecen de hipertensión, dijeron los expertos.

¿Cuánto se debe consumir?

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) recomienda consumir cada día alrededor de dos tazas de fruta y tres tazas de vegetales. Dos tazas de fruta pueden ser dos manzanas pequeñas o un plátano grande; tres tazas de verdura, por su parte, pueden obtenerse sumando una papa mediana, 12 zanahorias pequeñas y una mazorca.

Actualmente, en Estados Unidos, los adultos consumen fruta en una proporción de 1.1 veces por día y verduras 1.6 veces, según un reporte del año 2013 de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés). Todos los organismos oficiales coinciden en recomendar que se incremente la cantidad de estos alimentos, indicados para combatir la obesidad y prevenir varias enfermedades crónicas.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un mínimo de 400 gramos de frutas y verduras al día para prevenir enfermedades crónicas, tales como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad.

Actualmente el consumo estimado de frutas y verduras es muy variable en todo el mundo, oscilando entre 100 gramos por día en los países menos desarrollados y aproximadamente 450 gramos diarios en Europa Occidental.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?