SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La bacteria mortal no vendría de los pepinos

Por HolaDoctor y AFP -
La bacteria mortal no vendría de los pepinos

Los europeos que han estado durante estos días en Alemania están en estado alerta, al reportarse al menos 16 muertes producidas por una bacteria que en un momento se atribuyó al consumo de pepinos procedentes de España. Aunque todavía no está confirmado el origen de la infección, aseguran que todavía la contaminación no alcanzó su pico máximo.

Las autoridades de Alemania admitieron este martes tener dudas de que el brote de la bacteria E.coli que causó 16 muertos y más de mil infectados se deba a pepinos españoles importados, como había dado a entender provocando una crisis en el sector agrícola español.
Las primeras pruebas efectuadas en dos pepinos españoles revelaron la presencia de otra cepa de la bacteria E.coli enterohemorrágica distinta de la que provocó la hospitalización de más de un millar de personas, anunció la autoridad sanitaria de Hamburgo (norte).
Los resultados de los otros dos pepinos aún no fueron divulgados.
"La fuente de la intoxicación aún no ha sido identificada", declaró Cornelia Prüfer-Storcks, encargada de salud de la ciudad de Hamburgo.
Las autoridades de Hamburgo fueron las primeras en hacer recaer las sospechas del origen de la bacteria letal en pepinos españoles importados.
España defendió con firmeza a sus agricultores y acusó a Alemania de haber actuado de forma irresponsable al realizar esas acusaciones.
Entre tanto, los médicos luchaban por detener el avance de la bacteria que se encuentra en hortalizas crudas.
El balance siguió aumentando con dos nuevas muertes, una octogenaria en el  oeste de Alemania, y una mujer de cincuenta años en Suecia, que fue contaminada durante su estadía en Alemania.
Se han registrado casos confirmados de infección o sospechosos en Suecia, Dinamarca, Reino Unido, Holanda, Francia, Suiza y Austria, y España registró a su vez su primer paciente con los síntomas. Pero todos procedían aparentemente de Alemania, lo que permite pensar que el origen de la contaminación puede estar en ese país.
Las autoridades alemanas temen que esta contaminación no haya alcanzado su pico máximo, debido al desfase existente entre la incubación y su manifestación, que puede durar una semana.
El Instituto Robert Koch,  encargado del control sanitario y de la lucha contra las enfermedades, advirtió que "eran probables nuevos casos".
"Conocemos la bacteria Eceh desde hace varios años, pero jamás se había visto semejante propagación", aseguró el profesor Jan Galle, director de la clínica de frenología de Ludenscheid (oeste).
"Normalmente registramos unos 1.000 casos por año, pero ahora tenemos 1.200 casos en 10 días", explicó.
Investigadores del Instituto interrogaron a los afectados sobre sus hábitos alimenticios y su consumo de verduras antes de que cayeran enfermos. El objetivo es intentar buscar cuál fue el origen de la contaminación.
La cepa de Eceh que afecta a Alemania es muy virulenta, según el profesor Galle, y resiste al tratamiento con diálisis.
En las tiendas, los consumidores evitan adquirir pepinos u otras verduras crudas. Varios restauradores decidieron retirar de sus cartas las ensaladas que contengan pepinos o verduras frescas no cocidas.

Más información:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?