SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Comer despacio es la clave para ser flaco?

Por Maureen Salamon, Reportero de Healthday -
¿Comer despacio es la clave para ser flaco?

Estudios señalan que las personas con sobrepeso comen más rápido

VIERNES, 18 de noviembre (HealthDay News) -- A medida que se acerca el festín de Acción de Gracias, unas investigaciones recientes sugieren una forma sencilla de evitar el aumento de peso en estas fiestas: comer más lentamente.

Las personas más gordas comen más rápido que las flacas, y los hombres más rápido que las mujeres, hallan dos nuevos estudios.

En búsqueda de conocimiento sobre qué tiene que ver la velocidad a la que se come con la cantidad de comida consumida, investigadores de la Universidad de Rhode Island también observaron que los granos refinados (hallados en los panes plancos, las pastas y las papas) se consumen con mayor rapidez que los granos integrales, que son más sanos.

"Lo que nos sorprendió es lo rápido que comen los hombres", señalo la autora del estudio Kathleen Melanson, directora del Laboratorio de Equilibrio Energético de la universidad. "Definitivamente hay una marcada diferencia sexual. En parte podría deberse a que los hombres tienen (bocas) más grandes, pero también podría relacionarse con unas mayores necesidades energéticas. Otra posibilidad podría relacionarse con las normas sociales. Quizás las mujeres crean que tienen que comer más despacio".

Melanson, quien también es profesora asociada de nutrición y ciencias alimentarias, dijo que le complació que la investigación también validara que los que afirman que comen rápida o lentamente por lo general tienen razón en su evaluación.

Los estudios fueron presentados hace poco en la reunión anual de la Sociedad de la Obesidad (Obesity Society) en Orlando, Florida.

En un estudio, Melanson y su equipo hallaron que los que comían rápido consumían unas 3.1 onzas (88 gramos) de comida por minuto, los que comían a velocidad media consumían 2.5 onzas (71 gramos) por minuto, y los que comían lentamente consumían unas 2 onzas (57 gramos) por minuto.

Los hombres consumían unas 80 calorías por minuto, y las mujeres unas 52. Algo interesante es que los hombres que se consideraban a sí mismos como comedores lentos comían más o menos a la misma velocidad que las mujeres que decían comer rápido, apuntó Melanson.

Los resultados "mostraron mucho sentido común... respaldan la investigación ya existente, así que no es necesariamente algo nuevo ni novedoso", apuntó Lona Sandon, profesora asistente de nutrición clínica de la Universidad de Texas Southwestern en Dallas. "Vuelve al concepto de comer con conciencia y en realidad saborear la comida. Comemos muy rápido y ni notamos el sabor de la comida".

El segundo estudio halló una relación estrecha entre la velocidad al comer y el índice de masa corporal (IMC). Los que tenían un mayor IMC por lo general comían considerablemente más rápido que los que tenían IMC más bajos. (El IMC es un cálculo basado en la estatura y el peso). Los investigadores también observaron que los participantes que consumían una comida de granos integrales (cereales de granos integrales y tostadas de granos integrales) comían de forma significativamente más lenta que los que consumían una comida similar hecha de granos refinados.

"Los granos integrales requieren más masticación, y además la digestión comienza en la boca", apuntó Sandon. "Si se come algo altamente procesado, digerirlo no conlleva tanto... mientras que cuesta mucho más comenzar a digerir los granos integrales".

¿Pueden las personas que comen rápido entrenarse para comer más lento? Melanson y Sandon concurrieron en que no es fácil.

"Creo que cambiar la velocidad a la que se come no es fácil, porque parece una característica bastante innata", dijo Melanson. Pero vale la pena intentarlo. "Que la comida pase más tiempo en la boca podrían potencialmente afectar [qué tan satisfechos nos sentimos]. Hay que darse cuenta de lo que se está comiendo. Permitir que la comida llegue al estómago antes de pasar al próximo bocado".

Las investigaciones presentadas en reuniones científicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre el control del peso.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?