SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Diez razones para comer apio cada día

Por -
Diez razones para comer apio cada día

El apio es un vegetal crujiente y muy fibroso. Rico en vitaminas, B1, B2 y B16, y diversos minerales (potasio, fósforo, sodio, magnesio, silicio y zinc). Está compuesto por un 95% de agua y es un ingrediente popular de sopas, caldos, jugos y ensaladas. Además de sus propiedades nutricionales y sus usos culinarios tiene varias bondades terapéuticas que quizás desconoces.

Cultivado desde hace siglos por egipcios, griegos y romanos, el apio no tenía en un principio un valor culinario sino más bien aromático, hasta que Hipócrates, médico griego, considerado el padre de la medicina, lo elogió como potente diurético natural (favorece la eliminación de líquidos).

Por su parte, la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana de la Universidad Nacional Autónoma de México, refiere que el apio se utiliza para resolver trastornos digestivos como vómito, empacho, cólico estomacal, estreñimiento y afecciones hepáticas.

A continuación entérate de cuáles son los beneficios que tiene para tu salud y por qué debe formar parte de tu dieta regular:

Actividad diurética
Según el Centro Médico de la Universidad de Maryland, en EE.UU., su riqueza en aceites esenciales como apiol, limoneno, selineno y asparagina, favorecen la actividad de los riñones, estimulando la acción depurativa. Además, es rico en potasio y sodio, dos de los minerales más importantes para regular el equilibrio de líquidos del cuerpo.

Para los cálculos o piedras
El consumo regular de semillas de apio, ya sea como condimento o como té, puede prevenir la formación de piedras en los riñones, toda vez que ayuda a elimina toxinas del cuerpo.

Disminuye la presión arterial
Según una investigación de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, el apio ayuda a mejorar la circulación gracias a un compuesto llamado ftalida que tiene actividad hipotensora, es decir, que relaja los músculo alrededor de las arterias, dilata los vasos sanguíneos y facilita el flujo sanguíneo.

Reduce el colesterol
Consumir sólo dos tallos de apio al día puede ayudarte a reducir los niveles de colesterol en sangre hasta 7 puntos, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Chicago, en EE.UU.

Amigo de la digestión
El apio puede ser un gran aliado del aparato digestivo ya que estimula la producción de saliva y jugos gástricos que facilitan la digestión al tiempo que aumenta los movimientos naturales del intestino previniendo gases y cólicos.

Ayuda a perder de peso
Por su bajo contenido de calorías y alto contenido de agua, el apio es un alimento ideal para las personas que quieren bajar de peso. Su rico contenido en fibra, además de agilizar la digestión, te obliga a masticarlo muchas veces lo que estimulan la sensación de saciedad.

Poder anti inflamatorio
El luteolin, un compuesto que se encuentra en el apio, tendría propiedades anti inflamatorias para aliviar entre otras cosas la artritis reumática, la osteoartritis, la gota, el asma y la bronquitis, según investigadores de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos.

Potente anticancerígeno
Según el Centro para la Tecnología Avanzada de los Alimentos de la Universidad de Rutgers, en EE.UU., este vegetal contiene unos compuestos llamados acetilénicos que detienen el crecimiento de los tumores cancerígenos.

Dile adiós al insomnio
El apio es rico en triptófano, un aminoácido que el cuerpo utiliza para fabricar serotonina, el neurotransmisor que regula el sueño y el estado de ánimo.

Propiedades afrodisíacas
Incluir apio fresco en la dieta diaria propiciaría la segregación de feromonas que atraen al sexo femenino y aumenta los fluidos eyaculatorios, de acuerdo con los doctores Judy y Walter Gaman y Mark Anderson, autores del libro Manténgase joven: 10 pasos probados para la salud ideal.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?