SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Adultos consumen pocos vegetales y frutas

Por -
Adultos consumen pocos vegetales y frutas
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Las frutas y verduras son los primeros alimentos que se asocian con una dieta sana y equilibrada, números estudios proclaman sus beneficios, sin embargo, un informe del Instituto Nutrilite para la Salud alerta sobre el déficit de su consumo en la dieta de las personas de todo el mundo. Los datos indican que la mayoría de los adultos no están recibiendo la cantidad o variedad de fitonutrientes necesarios para apoyar su salud y bienestar.

La investigación publicada en la revista British Journal of Nutrition encontró que la mayoría de los adultos en todo el mundo tendrían que duplicar su consumo actual de frutas y verduras para cumplir la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de cinco porciones (400 gramos) por día.

Además, destaca que si bien, las recomendaciones específicas para los niveles de consumo de fitonutrientes aún no se han establecido de manera uniforme en todo el mundo, un creciente cuerpo de investigación sugiere que el consumo de alimentos ricos en fitonutrientes proporcionar una variada gama de beneficios para la salud.

"La investigación ponen de manifiesto una necesidad global de una mayor conciencia de la relación entre el consumo de frutas y verduras, y la ingesta de fitonutrientes", dijo Keith Randolph, co autor de la investigación.

De acuerdo con los datos del informe, los adultos que consumen 5 o más porciones diarias de frutas y verduras tenían entre 2 y 6 veces más ingesta de fitonutrientes que quienes consumen menos de 5 porciones por día.

Fitonutrientes y disponibilidad

Además, se encontró que el consumo de fitonutrientes varía entre regiones, un reflejo de la disponibilidad limitada de algunas frutas y verduras. Por ejemplo, en Europa, en comparación con otras regiones del mundo, los adultos tienen un consumo elevado de alfa-caroteno y beta-caroteno, atribuibles en parte a la alta disponibilidad de zanahorias.

En Asia, se tienen un consumo relativamente bajo de ácido elágico (poderoso antioxidante, debido a la baja disponibilidad de bayas. Los adultos de Centroamérica y Sudamérica tienen un consumo relativamente bajo de la luteína y zeaxantina (fitonutrientes cruciales para visión), en comparación con quienes viven en Asia o el norte de Europa.

En todas las regiones analizadas, las hortalizas (tomates y maíz) y frutas tropicales y subtropicales (plátanos y bananos) se encuentran entre los más comúnmente disponibles.

Para el Dr. Randolph, la vida ocupada, el costo, la disponibilidad estacional y geográfica, así como la percepción del valor de las frutas y verduras como fuente de alimento, influyen en su consumo. "No importa dónde vivan, muchos adultos hoy en día llevan vidas ocupadas y activas, y puede tener un acceso limitado a algunas frutas y verduras", resaltó.

"Por eso que es importante que los adultos coman alimentos integrales, incluyendo frutas y verduras, siempre que sea posible. Pero cuando la disponibilidad es limitada o la dieta no es suficiente, la suplementación de la dieta puede ser una opción para las personas que buscan aumentar su consumo de fitonutrientes", agregó.

Más frutas y verduras

La OMS calcula que cada año podrían salvarse 1.7 millones de vidas si se aumentara lo suficiente el consumo de frutas y verduras, y recomienda como objetivo poblacional la ingesta de un mínimo de 400 g diarios de frutas y verduras (excluidas las patatas y otros tubérculos feculentos) para prevenir enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad, así como para prevenir y mitigar varias carencias de micronutrientes, sobre todo en los países menos desarrollados.

De acuerdo con el organismo, la ingesta insuficiente de frutas y verduras es uno de los 10 factores de riesgo principales que contribuyen a la mortalidad atribuible. Se calcula que la ingesta insuficiente de frutas y verduras causa en todo el mundo aproximadamente un 19% de los cánceres gastrointestinales, un 31% de las cardiopatías isquémicas y un 11% de los accidentes vasculares cerebrales. Aproximadamente un 85% de la carga mundial de morbilidad atribuible al escaso consumo de frutas y verduras se debió a las enfermedades cardiovasculares, y un 15% al cáncer. El consumo actual estimado de frutas y verduras es muy variable en todo el mundo, oscilando entre 100 g/día en los países menos desarrollados y aproximadamente 450 g/día en Europa Occidental.

Una revisión internacional de alto nivel sobre el consumo de frutas y verduras y el riesgo de cáncer coordinada por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) concluyó que el consumo de frutas y verduras puede reducir el riesgo de cáncer, y en particular de cánceres gastrointestinales. El CIIC calcula que la fracción prevenible de cánceres debidos a una ingesta insuficiente de frutas y verduras oscila en todo el mundo entre el 5% y el 12%, y entre el 20% y el 30% en el caso de los cánceres gastrointestinales.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?