SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Deja de fumar con ayuda de Smokefree

Por HolaDoctor -
Deja de fumar con ayuda de Smokefree
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Dejar de fumar no es sencillo ni algo que se pueda hacer de la noche a la mañana. Requiere fuerza de voluntad, decisión, tiempo y tener a la mano toda la información y apoyo posible para tener éxito y evitar las recaídas. Ante ello, el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) lanzó una nueva plataforma en español creada para los hispanos que quieren dejar ese hábito.

La página web http://espanol.smokefree.gov y el programa de mensajes de texto en español SmokefreeTXT son las dos nuevas herramientas en las que se brindará apoyo y consejos de expertos a quienes quieran dejar de fumar, además de información objetiva y precisa sobre los efectos de la adicción al tabaco.

El sitio ofrece una guía práctica de pasos a seguir para cumplir con el objetivo, consejos para no caer nuevamente en la tentación de fumar, qué hacer si se tiene un desliz, cómo identificar los desencadenantes del deseo de fumar, cuáles son los síntomas de abstinencia de nicotina y cómo manejarlos.

También hay una sección dedicada a prepararse para dejar de fumar y consejos para desarrollar un plan personalizado, información para los que quieran conocer más sobre los efectos nocivos que tiene el tabaco en la salud y que le pasa a los órganos del cuerpo. Así como cuestionarios para medir el nivel de síntomas de abstinencia, identificar factores de estrés, si se tienen síntomas de depresión, entre otros.

El programa de mensajes SmokefreeTXT se creó para ofrecer aliento, asesoramiento y recomendaciones 24/7 que ayuden a las personas que fuman a dejar de fumar. Es un programa de 6 a 8 semanas, dependiendo de la fecha que fije para dejar de fumar. Los usuarios recibirán entre 1 y 5 mensajes por día como por ejemplo “La vida tiene altibajos. Los que tienen amigos y familiares son más felices y saludables. Si necesita apoyo, hable con personas de confianza”, “¡Mañana dejará de fumar! Tire los cigarrillos y duerma bien. Para pedir apoyo, envíe palabras clave en cualquier momento: DESEO, HUMOR o DESLIZ”, o bien, “Aléjese de las personas y los lugares que lo hacen pensar en fumar. Eso le ayudará (y evitará el humo de segunda mano)”.

Motivos para dejar de fumar

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) refiere que el consumo del tabaco es la causa de muerte más común que puede prevenirse. Aproximadamente la mitad de las personas que no dejan de fumar morirá a causa del cigarrillo o problemas relacionados con el mismo. Dejar de fumar es importante para su salud y brinda muchos beneficios. Poco después de fumar, la circulación comienza a mejorar, y la presión arterial empieza a retroceder a su estado normal. Su sentido del olfato y del gusto vuelven y empieza a respirar con mayor facilidad. A largo plazo, renunciar al tabaco puede ayudarle a vivir más tiempo. El riesgo de padecer cáncer disminuye cada año que transcurra sin fumar.

Dejarlo no es fácil. Es posible que tenga efectos a corto plazo, como subir de peso, irritabilidad y ansiedad. Algunas personas deben hacer varios intentos antes de lograrlo. Existen muchas maneras para dejar de fumar. Algunas personas dejan el hábito repentinamente. Otros aprovechan los beneficios de los manuales paso a paso, la orientación o los medicamentos o productos que ayudan a disminuir la adicción a la nicotina. Su proveedor de atención médica puede prestarle ayuda para encontrar la mejor manera de dejar de fumar.

Panorama mundial del tabaquismo

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública en el mundo, es la segunda causa de muerte después de la hipertensión y responsable del fallecimiento de uno de cada 10 adultos. Mata a casi 6 millones de personas al año, de las cuales más de 5 millones lo consumen o lo han consumido, y más de 600.000 son personas no fumadoras expuestas al humo ambiental.

Cada seis segundos aproximadamente muere una persona a causa del tabaco, lo que representa una de cada 10 defunciones de adultos. Hasta la mitad de los actuales consumidores de tabaco acabarán falleciendo por una enfermedad relacionada con el tabaco. Esa cifra podría elevarse a más de ocho millones en 2030 a menos que se tomen medidas urgentes para controlar la epidemia de tabaquismo.

Según su informe sobre la epidemia mundial del tabaco 2013, 20 países en los que viven 657 millones de personas han implantado requisitos estrictos en cuanto a incluir advertencias sanitarias en los paquetes de tabaco y más de 500 millones de personas han pasado a tener acceso a servicios adecuados para dejar de fumar.

Otros 100 países están a punto de prohibirlo totalmente, pero quedan 67 países que no impiden ninguna forma de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, ni han implementado tampoco medidas para prohibir la publicidad en los medios de difusión y la prensa nacional, según la organización.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades estadounidense estima que unos 45 millones de estadounidenses adultos fuman cigarrillos, y estos son la principal causa de muerte evitable en los Estados Unidos. La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio promueve los servicios preventivos y el cigarrillo está entre unos de sus blancos. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

Problemas de salud asociados

De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer fumar cigarrillos genera graves problemas de salud en niños y adolescentes, entre ellos:

  • Episodios de tos. 
  • Falta de aliento, incluso cuando no se está haciendo ejercicio. 
  • Respiración sibilante o jadeante.
  • Dolores de cabeza más frecuentes. 
  • Aumento en la producción de flema (mucosidad). 
  • Enfermedades respiratorias de mayor gravedad y que ocurren con más frecuencia. 
  • Síntomas de resfriado y gripe más fuertes. 
  • Deterioro de la condición física. 
  • Deficiencia de la función y del crecimiento pulmonar.

En tanto, la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. señala que las personas que empiezan a fumar antes de los 21 años tienen mayor dificultad para dejarlo. Aproximadamente 30 por ciento de los fumadores jóvenes continuarán fumando y morirán anticipadamente por una enfermedad relacionada con el cigarrillo. Los adolescentes que fuman tienen más tendencia a consumir alcohol y drogas ilegales. Tienen mayor tendencia a las crisis de angustia, trastornos de ansiedad y depresión.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?