SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Medicina frenaría adicción al alcohol y drogas

Por -
Medicina frenaría adicción al alcohol y drogas
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Un medicamentos usado para tratar la presión arterial alta abre nuevas esperanzas en la lucha para superar el alcoholismo y las adicciones, al prevenir las recaídas y borrar los recuerdos inconscientes que están detrás de estas conductas, al menos así se ha comprobado en experimentos realizados en un modelo animal por investigadores de la Universidad de Texas, en Estados Unidos.

El estudio publicado en la revista Molecular Psychiatry, refiere que la administración de isradipino, una clase de medicamento de los llamados bloqueadores de los canales de calcio, demostró ser eficaz para suprimir los recuerdos vinculados con el consumo de drogas y alcohol, al bloquear el sistema de recompensa cerebral.

Los sistemas de recompensa son centros en el sistema nervioso central que obedecen a estímulos específicos y está regulado por neurotransmisores que permiten que una persona desarrolle conductas aprendidas que responden a hechos placenteros o de desagrado. Las drogas y el alcohol actúan sobre el sistema límbico, que está en la parte más interna del cerebro, y provocan una sensación de placer.

Para comprobar que era posible suprimir los recuerdos vinculados con el consumo de drogas y alcohol, los científicos encabezados por el Dr. Hitoshi Morikawa, experimentaron con un grupo de ratas colocadas en un cajón negro o blanco y el uso de una droga. Posteriormente, cuando a las ratas adictas se les dio la opción de elegir un cajón, casi siempre iban al que se asociaba con su adicción.

Entonces, los investigadores administraron a las ratas adictas una dosis de isradipino antes de que fueran colocadas para elegir entre el cajón negro y blanco. Si bien, al principio, los roedores preferían la habitación vinculada con la droga, en días posteriores ya no mostraron preferencia por ese cajón, lo que de acuerdo con los autores del trabajo, sugiere que los recuerdos de adicción habían sido suprimidos.

"La isradipina borró los recuerdos que les llevaron a asociar un determinado cajón con la cocaína o el alcohol", destacó Morikawa. Los fármacos antihipertensivos bloquearían un tipo particular de canal de iones, que se expresa no sólo en el corazón y vasos sanguíneos, también en ciertas células del cerebro. El bloqueo de estos canales iónicos utilizando isradipina, parece revertir las conductas aprendidas que responden a hechos placenteros, precisó.

Muchos adictos quieren dejar el vicio, pero sus cerebros ya están condicionados. Este fármaco podría evitar que el cerebro adicto recaiga en la adicción, añadió el Dr. Morikawa. Sin embargo, comentó que uno de los retos del uso del fármaco es que disminuye la presión arterial, por lo que sería necesario combinarlo con otros tratamientos que evitarían que la presión baje demasiado.

Los autores del trabajo confían en que debido a que la isradipina ya está etiquetada como segura para uso humano por la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en ingles) de Estados Unidos, los ensayos clínicos en humanos podrían comenzarse en cualquier momento.

La adicción y el cerebro

De acuerdo con el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés), la mayoría de las drogas, directa o indirectamente, atacan al sistema de recompensas del cerebro, inundando el circuito con dopamina. La dopamina es un neurotransmisor que se encuentra en las regiones del cerebro que regulan el movimiento, la emoción, la motivación y los sentimientos de placer. Cuando se activa a niveles normales, este sistema recompensa nuestros comportamientos naturales. Sin embargo, la sobrestimulación del sistema con drogas produce efectos de euforia, que refuerzan fuertemente el consumo—y le enseñan al usuario a repetirlo.

El NIDa explica que nuestros cerebros están conectados para garantizar que repitamos las actividades vitales al asociar estas actividades con el placer o la recompensa. Cada vez que se activa este circuito de recompensa, el cerebro nota que está sucediendo algo importante que necesita recordar, y nos enseña a hacerlo una y otra vez sin pensar en ello. Debido a que las drogas adictivas estimulan el mismo circuito, aprendemos a abusar de las drogas de la misma manera.

Para obtener más información sobre las drogas y el cerebro, puedes ordenar la serie NIDA’s Teaching Packets CD-ROM (Paquete educativo del NIDA en CD-ROM) o la serie Mind Over Matter (Mente sobre Materia) en www.drugabuse.gov/parent-teacher.html. Estos y otros elementos se encuentran disponibles para el público de forma gratuita.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?