SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Consumo leve de alcohol reduce riesgo de muerte

Por HolaDoctor -
Consumo leve de alcohol reduce riesgo de muerte
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Usted probablemente ya sabe que el consumo excesivo de alcohol puede causar muchos problemas de salud; sin embargo, un estudio de la Universidad de Navarra y del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), mostró que beber en cantidades moderadas a lo largo de la semana y preferir el vino tinto reduciría el riesgo de muerte.

Según los resultados del estudio epidemiológico prospectivo, publicado recientemente en el British Journal of Nutrition, los investigadores descubrieron que el patrón de consumo de alcohol tradicional mediterráneo se relaciona con una disminución de la mortalidad.

El estudio, llevado a cabo entre 18,394 participantes seguidos durante una media de más de 7 años, demuestra que cuando el consumo de alcohol se adapta a los siete principios del consumo mediterráneo tradicional, se reduce la mortalidad en un 40% respecto a los abstemios.

Los expertos definen estos siete principios como: beber en cantidades moderadas (hasta 2 copas al día en mujeres y hasta 4 en hombres), hacerlo de forma repartida a lo largo de la semana y evitar el consumo concentrado en fines de semana, preferir el vino (tinto a ser posible), consumirlo siempre acompañando a las comidas, evitar el consumo de bebidas destiladas, y nunca sobrepasar 5 bebidas en ningún día concreto.

Esta protección, de acuerdo con el comunicado emitido por el centro académico, va más allá de la que se obtiene simplemente con un consumo moderado. En cambio, cuando el consumo de alcohol se aleja de este patrón de consumo mediterráneo se duplica el riesgo de mortalidad. Por consiguiente, "la recomendación actual para todas aquellas personas que beben alcohol es que lo disfruten siguiendo este patrón si no quieren aumentar gravemente su riesgo de mortalidad".

Los autores de la investigación liderados por el profesor Miguel A. Martínez-González y Alfredo Gea, aseguran que este patrón de consumo de alcohol mediterráneo, que era el más común entre la población española ha sido desplazado por el consumo en atracón durante el fin de semana, cada vez más frecuente sobre todo entre los jóvenes.

Los daños a la salud

El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo (NIAAA, por sus siglas en inglés) refiere que para muchas personas, beber moderadamente probablemente sea sano. Beber moderadamente, para las mujeres o las personas de más de 65 años, es una bebida por día y para los hombres dos bebidas diarias.

Tomar demasiado -beber cinco o más bebidas en una misma ocasión- puede perjudicar su salud y aumentar el riesgo de accidentes, lesiones y agresiones. Muchos años de beber en exceso puede causar enfermedades hepáticas, cardiacas, cáncer y pancreatitis. También puede causar problemas en el hogar, en el trabajo y en el círculo de amistades.

Los bebedores excesivos tienen un mayor riesgo de contraer enfermedades hepáticas, enfermedades del corazón, trastornos del sueño, depresión, derrame cerebral, sangrado del estómago, infecciones de transmisión sexual causadas por sexo sin protección, y varios tipos de cáncer. También pueden presentar problemas para controlar la diabetes, presión arterial alta y otras condiciones.

Beber demasiado incrementa las probabilidades de que se lastime o, incluso, muera. El alcohol es un factor causal, por ejemplo, en el 60% de las quemaduras fatales, ahogos y homicidios; el 50% de las lesiones traumáticas graves y las agresiones sexuales, y el 40% de las muertes ocasionadas por accidentes automovilísticos, suicidios y caídas mortales.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?