SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Consumir marihuana aumenta riesgo de psicosis

Por -
Consumir marihuana aumenta riesgo de psicosis
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

El consumo continuo de cannabis o marihuana, multiplica por cinco las probabilidades de sufrir trastornos psicóticos (enfermedad mental que causa alucinaciones y espejismos o engaños al mismo tiempo), así lo advierten científicos del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurocienciadel del King’s College de Londres, Inglaterra.

La investigación publicada en Lancet Psychiatry Journal, refiere que el consumo de la variante más potente del cannabis (conocida como skunk), es decir, la que contiene mayor cantidad del constituyente psicoactivo tetrahidrocannabinol (THC), es responsable del 24% (uno de cada cuatro) de todos los nuevos casos de psicosis en el Reino Unido.

Una persona con psicosis pierden el contacto con la realidad y dos de sus síntomas principales son delirios y alucinaciones. Los delirios son falsas creencias, tales como la idea de que alguien está en su contra o que la televisión les envía mensajes secretos. Las alucinaciones son percepciones falsas, como escuchar, ver o sentir algo que no existe. La esquizofrenia es un tipo de trastorno psicótico. Quienes sufren de trastorno bipolar también pueden tener síntomas psicóticos.

“Este trabajo sugiere que podríamos evitar casi una cuarta parte de los casos de psicosis si nadie fuma cannabis de gran potencia. Esto podría ahorrar a los pacientes jóvenes mucho sufrimiento y al Sistema Nacional de Salud un montón de dinero”, destacó el profesor Robin Murray, uno de los autores de la investigación.

Entre los resultados del estudio desarrollado a lo largo de seis años (2005-2011) y que analizó a 410 pacientes de entre 18 y 65 años de edad que reportaron un primer episodio de psicosis, a la par de otros 370 participantes sanos, destaca también que el consumo de la variante más fuerte de cannabis multiplica por tres los riesgos de sufrir enfermedades mentales en usuarios esporádicos.

"Comparado con aquellos que nunca consumieron cannabis, aquellos consumidores del cannabis muy potente del tipo skunk tienen tres veces más posibilidades de padecer psicosis", advirtió Marta Di Forti, autora principal del trabajo.

"Los resultados muestran que el riesgo de psicosis en los consumidores de cannabis dependen tanto de la frecuencia de consumo como de la potencia de la marihuana", añadió.

Los investigadores precisan que mientras la variante potente puede causar trastornos mentales, el hachís (resina de cannabis) no tiene este efecto, pues contiene el químico cannabidiol (CBD), que contrarresta los efectos del THC.

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos refiere que la marihuana, también conocida como hierba, mota, pasto o monte, es una mezcla gris verdosa de hojas secas y desmenuzadas de la planta de marihuana. Puede ser enrollada y fumada como un cigarrillo llamado churro o porro, también se puede fumar en una pipa y algunas veces la gente la mezcla con los alimentos para ingerirla.

El consumo de la marihuana puede producir efectos adversos físicos, mentales, emocionales y conductuales. Puede deteriorar la memoria a corto plazo y el juicio, además de distorsionar la percepción. 

Dado que la marihuana afecta los sistemas del cerebro que no terminan de madurar sino hasta la adultez temprana, su consumo por adolescentes puede tener un impacto negativo en su desarrollo y puede interferir con la capacidad para recordar información nueva, entorpecer los reflejos, lo que puede afectar el desempeño en los deportes y otras actividades físicas favoritas, causar depresión y nerviosismo o la sensación de que algo malo va a pasar.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?