Publicidad

Editar mi perfil

CDC advierten sobre el peligro de los e-cigarettes

Por -

Los cigarrillos electrónicos, con su apariencia inocente, conquistan a los consumidores cada vez más jóvenes. Supuestamente son una alternativa más segura a los cigarrillos convencionales, pero representan un verdadero peligro, sobre todo en los niños.

Las autoridades están poniendo la mira en los cigarrillos electrónicos. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) alertaron que el número de llamadas telefónicas a los centros de toxicología relacionadas con el uso de éstos se ha incrementado de una sola llamada por mes en promedio en 2010, a 200 por mes a principios de 2014.

Kevin Chatham-Stephen, de los CDC, dijo que es un verdadero problema de salud pública y expresó que a pesar de los éstos comprenden menos del 2% de todas las ventas relacionadas con el tabaco, ahora representan más del 40% de las emergencias en los centros de envenamiento. Más de la mitad de las llamadas fueron por incidentes en niños menores de 5 años de edad.

Según el informe, la mayoría de estas emergencias están vinculadas a la nicotina líquida que contienen los cigarrillos electrónicos. Si el líquido se derrama o cae, los niños se exponen a una toxicidad aguda por la exposición, por el contacto con la piel o los ojos, ingestión o inhalación.

Mientras las compañías fabricantes se defienden diciendo que el producto es para el consumo de los adultos y que la seguridad es algo que se debe cuidar en forma personal en cada hogar, crece el recelo hacia los e-cigarettes.

Por empezar, uno de sus argumentos fuertes cayó por tierra desde que se descubrió que no ayuda a dejar de fumar, según un estudio reciente del Centro de Investigación y Educación para el Control del Tabaco de la Universidad de California, en San Francisco (UCSF).

Además, en marzo de este año, expertos en salud de los CDC advirtieron que, por el contrario, el e-cigarette es una verdadera “puerta de entrada” hacia otras adicciones, y que es preocupante el uso en un público cada vez más joven. Muchos adolescentes que prueban este cigarrillo son potenciales fumadores de cigarrillos convencionales en el futuro, señalaron.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) se unió a otros organismos al advertir a los consumidores sobre los riesgos potenciales de los cigarrillos electrónicos para la salud. "La FDA está preocupada por la seguridad de estos productos y la forma en que se comercializan al público", dijo Margaret Hamburg, de esa institución.

Los seductores cigarrillos electrónicos no son tan inocentes como se creía al principio: ya se sabe que provocan adicción y daño pulmonar; en España ya se reportaron los primeros casos de neumonía grave por el hábito de "vapear".

E-cigarettes en EE.UU.

Los cigarrillos electrónicos actualmente no están regulados por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y en la mayoría de los estados, no hay restricciones para la venta de éstos a menores de edad.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus sigla en inglés) reveló en un reciente informe que el consumo de cigarrillo electrónico entre estudiantes de escuela secundaria trepó de 4.7% a 10% en sólo un año, entre 2011 y 2012.

En los adultos también creció el consumo: aproximadamente el 6% de todos los adultos han probado los cigarrillos electrónicos en 2011-2012, casi el doble de la tasa reportada en el año 2010.

Más para leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo