SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Prevención del cáncer: hágase cargo de su estilo de vida

Por A.D.A.M. -

Descripción

Como cualquier enfermedad o dolencia, el cáncer puede presentarse sin advertencia. Muchos factores que incrementan su riesgo de cáncer están fuera de su control, como sus antecedentes familiares y sus genes. Otros, como el hecho de fumar o realizarse pruebas regulares de detección de cáncer, están dentro de su control.

Cambiar ciertos hábitos puede darle una herramienta poderosa para ayudar a prevenir el cáncer. Todo comienza con su estilo de vida.

Deje de fumar y usar tabaco

Dejar de fumar tiene un efecto directo en su riesgo de padecer cáncer. El tabaco contiene químicos perjudiciales que dañan sus células y provocan el crecimiento del cáncer. El daño a sus pulmones no es la única preocupación. Fumar y otros usos de tabaco pueden causar muchos tipos de cáncer, como:

  • Pulmón
  • Garganta
  • Boca
  • Vejiga
  • Riñón
  • Páncreas
  • Ciertas leucemias
  • Estómago

Las hojas de tabaco y los químicos que se añaden a ellas no son seguros. Fumar tabaco en cigarrillos, puros y pipas o consumir tabaco para mascar y escupir le pueden provocar cáncer.

Si fuma, hable con su proveedor de atención médica hoy mismo sobre maneras de dejar el cigarrillo y todos los usos de tabaco.

Protéjase de los rayos UV

La radiación ultravioleta de la luz solar puede causar cambios en su piel. Los rayos del sol (UVA y UVB) pueden dañar las células de la piel. Estos rayos perjudiciales también se encuentran en las camas bronceadoras y lámparas solares. Las quemaduras solares y muchos años de exposición al sol pueden llevar a cáncer en la piel.

No está claro si evitar el sol o utilizar protector solar pueden prevenir todos los cánceres de piel. Aun así, es preferible protegerse de los rayos UV:

  • Permanezca en la sombra.
  • Cúbrase con ropa protectora, un sombrero y lentes de sol.
  • Aplique protector solar de 15 a 30 minutos antes de salir. Utilice un FPS 50 o superior y vuelva a aplicarlo cada 2 horas si planea nadar, sudar o si estará bajo luz solar directa por mucho tiempo.
  • Evite las camas bronceadoras y las lámparas solares.

Mantenga un peso saludable

Cargar mucho peso extra crea cambios en sus hormonas. Estos cambios pueden desencadenar el crecimiento del cáncer. Tener sobrepeso (obesidad) lo pone en mayor riesgo de:

  • Cáncer de mama (tras la menopausia)
  • Cáncer de colon
  • Cáncer endometrial
  • Cáncer de riñón
  • Cáncer de páncreas

Su riesgo es mayor si tiene un índice de masa corporal (IMC) suficientemente alto como para considerarse obeso. Usted puede utilizar una herramienta en línea para calcular su IMC: www.cdc.gov/healthyweight/assessing/index.html. También puede medir su cintura para ver cómo está. En general, una mujer con una cintura de más de 35 pulgadas (90 cm) y un hombre con una cintura de más de 40 pulgadas (100 cm) corren mayor riesgo de presentar padecimientos de salud a causa de la obesidad.

Haga ejercicio regularmente y consuma alimentos saludables para mantener su peso bajo control. Pida consejos sobre cómo perder peso de forma segura a su proveedor de atención médica.

Haga ejercicio regularmente

El ejercicio es saludable para todos por muchas razones. Se han realizado estudios que demostraron que las personas que hacen ejercicio parecen tener un menor riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer. Además, ayudará a mantener su peso bajo. Mantenerse activo puede ayudar a protegerlo contra cánceres de colon, mama y endometriales.

De acuerdo a los lineamientos nacionales, usted debe hacer ejercicio durante 2 horas y 30 minutos por semana para obtener beneficios de salud. Eso significa 30 minutos al menos 5 días por semana. Hacer más es aun mejor para su salud.

Coma alimentos saludables

Las buenas elecciones alimentarias pueden fortalecer su sistema inmunitario y pueden ayudar a protegerlo del cáncer. Tome las siguientes medidas:

  • Coma más alimentos a base de plantas como frutas, frijoles, legumbres y vegetales verdes
  • Beba agua y bebidas bajas en azúcar
  • Evite los alimentos procesados que vienen en cajas o latas
  • Evite carnes procesadas como salchichas, tocino y fiambres
  • Elija proteínas magras como el pescado y el pollo; limite su consumo de carne roja
  • Coma cereales, pasta, galletas y panes de granos integrales
  • Limite el consumo de alimentos engordadores altos en calorías como las papas a la francesa, las rosquillas y la comida rápida
  • Limite el consumo de caramelos, productos horneados y otros dulces
  • Consuma porciones más pequeñas de alimentos y bebidas
  • Prepare la mayoría de sus comidas en casa en lugar de comprarlas ya preparadas o comer fuera de casa
  • Prepare alimentos hornéandolos en lugar de asarlos o cocerlos a la parrilla; evite las cremas y las salsas espesas

Manténgase informado. Los productos químicos y los endulzantes añadidos a ciertas comidas se están estudiando por su posible vínculo con el cáncer.

Limite el alcohol

Cuando bebe alcohol, su cuerpo tiene que descomponerlo. Durante este proceso, un subproducto químico que puede dañar las células permanece en el cuerpo. Beber demasiado alcohol también puede interponerse en el camino de los nutrientes saludables que su cuerpo necesita.

Beber alcohol en exceso se ha asociado con los siguientes tipos de cáncer:

  • Cáncer oral
  • Cáncer de esófago
  • Cáncer de mama
  • Cáncer colorrectal (en hombres)

Limite su consumo de alcohol a 2 bebidas al día para hombres y 1 bebida al día para mujeres, o no consuma alcohol del todo.

Hágase chequeos regularmente

Su proveedor puede ayudarle a evaluar su riesgo de cáncer y las medidas que puede tomar. Visite a su proveedor de atención todos los años. De esa manera se mantendrá al tanto de las pruebas de detección de cáncer a las que debe someterse. Estas pruebas pueden ayudar a detectar el cáncer de manera oportuna y mejoran sus probabilidades de recuperarse.

Algunas infecciones también pueden provocar cáncer. Hable con su proveedor sobre si debe aplicarse las siguientes vacunas:

  • Virus del papiloma humano (VPH). El virus incrementa su riesgo de padecer cáncer del cuello uterino, el pene, la vagina, el ano y la garganta.
  • Hepatitis B y hepatitis C. Estos virus incrementan el riesgo de cáncer de hígado.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor de atención médica si:

  • Tiene preguntas o inquietudes sobre su riesgo de cáncer y lo que usted puede hacer.
  • Es momento de que le hagan una prueba de detección de cáncer.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention. Assessing your weight. Available at: www.cdc.gov/healthyweight/assessing/index.html. Accessed June 16, 2014.

National Cancer Institute. Alcohol and Cancer Risk. Available at: www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/Risk/alcohol. Accessed June 16, 2014.

National Cancer Institute. Cancer Prevention Overview. Available at: www.cancer.gov/cancertopics/pdq/prevention/overview/patient/page3. Accessed June 16, 2014.

National Cancer Institute. Harms of Smoking and Health Benefits of Quitting. Available at: www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/Tobacco/cessation. Accessed June 16, 2014.

National Cancer Institute. Obesity and Cancer Risk. Available at: www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/Risk/obesity. Accessed June 16, 2014.

National Cancer Institute. Physical Activity and Cancer. Available at: www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/prevention/physicalactivity. Accessed June 16, 2014.

US Department of Health and Human Services. Physical Activity Guidelines. Available at: www.health.gov/paguidelines/guidelines/chapter4.aspx. Accessed June 16, 2014.