SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Espondilitis anquilosante

Por A.D.A.M. -

Definición

Es una enfermedad crónica que involucra inflamación de las articulaciones entre las vértebras de la columna y las articulaciones entre la columna y la pelvis.

Estas articulaciones resultan inflamadas e hinchadas. Con el tiempo, las vértebras afectadas se fusionan.

Nombres alternativos

Espondilitis reumatoidea; Espondilitis; Espondiloartropatía

Causas

Se desconoce la causa de la espondilitis anquilosante, pero los genes parecen estar involucrados.

La enfermedad comienza con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años de edad, pero puede ocurrir antes de la edad de 10 años y afecta más a los hombres que a las mujeres.

Síntomas

La enfermedad comienza con un lumbago que aparece y desaparece.

  • El dolor y la rigidez son peores en la noche, en la mañana o cuando no se está activo y lo pueden despertar a uno.
  • El dolor mejora particularmente con ejercicio o actividad.
  • El dolor de espalda puede comenzar en las articulaciones sacroilíacas (entre la pelvis y la columna). Con el tiempo, puede comprometer toda o parte de la columna.

Se puede perder movimiento o movilidad en la columna lumbar, y es posible que usted no sea capaz de expandir completamente el tórax, debido al compromiso de las articulaciones intercostales.

La fatiga también es un síntoma común.

Otros síntomas menos comunes abarcan:

  • Inflamación de los ojos o uveítis
  • Dolor en los talones
  • Rigidez y dolor en la cadera
  • Dolor e inflamación articular en los hombros, rodillas y tobillos
  • Inapetencia
  • Fiebre leve
  • Pérdida de peso

Pruebas y exámenes

Los exámenes pueden ser:

Tratamiento

El médico puede prescribir antinflamatorios no esteroides (AINES) para reducir la inflamación y el dolor.

Diferentes medicamentos se recetan para calmar la hinchazón y el sistema inmunitario:

  • Terapia con corticosteroides como la prednisona
  • Sulfasalazina
  • Metotrexato (una vez por semana)
  • Inhibidores FNT (etanercept, adalimumab, infliximab, golimumab)

La cirugía se lleva a cabo si el dolor o daño en las articulaciones es grave.

Los ejercicios pueden ayudar a mejorar la postura y la respiración. Asimismo, acostarse boca arriba en la noche puede ayudar a mantener la postura normal.

Pronóstico

El curso de la enfermedad es difícil de predecir y los síntomas pueden aparecer y desaparecer en cualquier momento. La mayoría de las personas pueden valerse por sí mismas, a no ser que las caderas estén seriamente comprometidas.

En raras ocasiones, las personas pueden tener problemas con:

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Tiene síntomas de espondilitis anquilosante.
  • Tiene espondilitis anquilosante y presenta nuevos síntomas durante el tratamiento.

Referencias

Inman RD. The spoondyloarthropathies. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011: chap 273.

Sidiropoulos PI, Hatemi G, Song IH, et al. Evidence-based recommendations for the management of ankylosing spondylitis: systematic literature search of the 3E Initiative in Rheumatology involving a broad panel of experts and practising rheumatologists. Rheumatology (Oxford). 2008. 47(3):355-61.