SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Embarazo

Por A.D.A.M. -
VISTA RÁPIDA

El primer trimestre abarca las primeras 14 semanas de las 40 semanas del embarazo. Durante ese tiempo, la mujer puede experimentar distintas emociones debido a los cambios hormonales de su organismo. Los pechos se agrandan y están sensibles y la mujer puede sentir náuseas en cualquier momento del día o la noche.

Durante el primer trimestre, se forman casi todos los órganos internos del feto. El feto tiene el tamaño aproximado de un puño y hasta puede empezar a moverse un poco.

Durante el segundo trimestre, de la semana 15 a la 27, la mujer puede llegar a sentir síntomas de acidez e indigestión. El crecimiento del bebé comienza a notarse en la región abdominal y pueden aparecer estrías a medida que la piel del abdomen se estira.

El feto crece rápidamente durante el segundo trimestre y sus brazos y piernas ya están bien desarrollados y cobran fuerza. La madre puede empezar a sentir cómo se mueve el bebé. Aunque el desarrollo del feto está casi completo, los pulmones deben seguir desarrollándose mientras el bebé acumula grasa y sube de peso.

Durante el tercer trimestre, de la semana 28 a la 40, el bebé sigue creciendo y se siguen desarrollando los pulmones. En esta etapa, a las mujeres les cuesta encontrar una posición cómoda durante el día o mientras duermen.

A medida que el cuerpo del bebé crece dentro del útero, empuja los órganos abdominales hacia el diafragma y comprime la vejiga y el colon. Sobre el final del ciclo de 40 semanas, el bebé desciende a la cavidad pelviana. Ese es el aviso de la naturaleza de que es hora de dar a luz.