SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ébola sigue latente en ojo de sobreviviente

Por -
Ébola sigue latente en ojo de sobreviviente
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

El virus no para de dar sorpresas, recientemente se descubrió que puede vivir en el semen por más de 5 meses y no 3 como se creía, y ahora se halló en el ojo de un hombre que se consideraba curado.

La enfermedad infecciosa del Ébola, que provocó la peor epidemia de las últimas décadas parece tener secretos que aún no han sido develados. 

Los científicos creen que todavía hay mucho por aprender para estar preparados frente a un probable nuevo brote en el futuro, algo que puede suceder, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dentro de las cosas nuevas que día a día se aprenden sobre el Ébola, el jueves 7 de mayo se publicó un nuevo estudio en New England Journal of Medicine que afirma que el virus todavía está presente en el país, y de una forma insólita: vive en el ojo de un médico que contrajo la enfermedad en África y que luego se recuperó.

El estudio "La persistencia de Ébola en el fluido ocular durante la convalecencia", destaca el alcance que el virus adquiere en los pacientes, como el caso de Ian Crozier, un sobreviviente, y analiza todo lo que aún no sabemos sobre la enfermedad.

Curado pero no del todo

En septiembre 2014, Crozier, de 44 años, era voluntario de la OMS en una unidad de tratamiento en Sierra Leona. Contrajo el Ébola mientras atendía a enfermos y días después lo trasladaron al Hospital de la Universidad Emory, en Atlanta.

Allí le hicieron el mismo tratamiento que a otros pacientes con Ébola y aunque se recuperó, el voluntario perdió la capacidad de caminar.

Después de estar un mes internado, las pruebas de sangre y orina dieron negativas para el virus. Su semen, sin embargo, dio positivo, por lo que se le recomendó abstenerse de practicar relaciones sexuales o bien usar condones durante unos meses.

Pero al tiempo empezó a notar otros síntomas. Regresó al hospital con visión borrosa, aumento de la presión ocular y dolor agudo en su ojo izquierdo. Y algo muy extraño le ocurrió: su color de ojos había cambiado de azul a verde. 

La causa de sus síntomas fue sorprendente: el Ébola todavía estaba latente en su ojo. A los médicos no sólo les preocupó la vista de Crozier en riesgo, sino también saber que en todo ese tiempo tal vez pudo haber contagiado el virus a otras personas: nadie tomó medidas de prevención, ya que a él se lo consideraba curado.

El médico que lo atendió no utilizó equipo de protección y ante la duda de un posible contagio, se lo puso en una especie de mini-cuarentena que limita su contacto con su familia. También debieron desinfectar minuciosamente todas las superficies del laboratorio y los aparatos utilizados.

¿Puede volver el Ébola?

El brote de Ébola en algunos países de África Occidental (la zona más afectada) es el más grande, grave y complejo registrado en las últimas cuatro décadas, señala un informe reciente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La actual epidemia infectó a más de 25,700 personas, de las cuales han fallecido 10,600.

A pesar de que ahora los casos de Ébola están decayendo notablemente, y en la semana del 5 de abril de 2015 se registró la menor incidencia de casos desde la tercera semana de mayo de 2014, la OMS cree que el brote es aún una emergencia sanitaria de alcance internacional.

La organización cree que el virus puede volver, pero no se sabe dónde ni cuándo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?