Publicidad

Editar mi perfil

La carne roja podría incrementar el riesgo de enfermedad cardiaca de las mujeres

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

Un estudio señala que comer pescado, aves, nueces y productos lácteos descremados reduce las probabilidades

LUNES, 16 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las mujeres que consumen mucha carne roja podrían estar incrementando su riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca, según informan investigadores de la Harvard.

Sin embargo, los autores sugirieron que sustituir las carnes rojas por pescado, aves, lácteos descremados y nueces puede reducir significativamente ese riesgo.

"Este estudio es uno de muchos que muestra una relación entre enfermedad cardiaca y el consumo de cáncer roja, carne procesada y productos lácteos con toda la grasa", aseguró Samanta Heller, nutricionista y fisióloga del ejercicio.

Parece obvio que la gente deba reducir su ingesta de carne y lácteos. "Sin embargo, muchas personas piensan que es casi imposible renunciar a la mantequilla, a la carne de res, al jamón y al queso", dijo. "A los estadounidenses también les preocupa obtener suficiente proteína. Sin embargo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aseguran que la mayoría de los estadounidenses recibe suficiente proteína en la dieta, o la recibe en exceso".

Si la gente viera esto como un asunto de intercambios sencillos, podría ser más fácil hacer algunos cambios saludables, agregó.

"Entonces, en lugar del sándwich de jamón y queso para el almuerzo, cómase uno de mantequilla de maní y plátano. Adopte la tendencia del lunes sin carne y cene con una pasta primavera integral ese día. Prepare chili vegetariano los domingos con muchas verduras y fríjoles. Pruebe una hamburguesa vegetariana con pan integral para el asado. Cambie el queso y las galletas por queso descremado y tajadas de manzana", sugirió Heller.

El informe aparece en la edición en línea del 16 de agosto de Circulation.

Para el estudio, un equipo dirigido por el Dr. Adam M. Bernstein, becario de posdoctorado en investigación del Departamento de Nutrición de la Facultad de salud pública de la Harvard de Boston recogió datos sobre 84,136 mujeres entre 30 y 55 que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras (Nurses' Health Study) durante 26 años entre 1980 y 2006.

Los investigadores anotaron que, durante ese tiempo, hubo 2,210 ataques cardiacos no fatales y 952 muertes por ataque cardiaco.

El grupo de Bernstein halló que las mujeres que consumieron la mayor cantidad de carne roja tuvieron el mayor riesgo de enfermedad cardiaca. Sin embargo, comer aves, pescado y nueces se relacionó con menos riesgo de enfermedad cardiaca.

De hecho, frente a una porción diaria de carne roja, las mujeres que consumieron una porción diaria de otros alimentos ricos en proteínas lograron:

  • un riesgo 30 por ciento menor de enfermedad cardiaca si consumían una porción de nueces
  • un riesgo 24 por ciento menor de enfermedad cardiaca si consumían una porción de pescado
  • un riesgo 19 por ciento menor de enfermedad cardiaca si consumían una porción de aves
  • un riesgo 13 por ciento menor de enfermedad cardiaca si consumían una porción de un producto lácteo descremado

"No es indispensable comer perros calientes, hamburguesas o carnes frías", señaló Bernstein en un comunicado de prensa del editor de la revista.

"Aunque en este estudio solo participaron mujeres, nuestro conocimiento general de los factores de riesgo de enfermedad cardiaca sugiere que los hallazgos probablemente apliquen también para los hombres", agregó.

El Dr. Gregg C. Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California en Los Ángeles, aseguró que "varios estudios de observación anteriores han explorado las relaciones complejas entre distintos tipos de alimentos en la dieta y el riesgo a largo plazo de enfermedad cardiaca coronaria".

Aunque la mayoría de los estudios han demostrado que la ingesta de pescado se relaciona con menor riesgo de enfermedad cardiaca coronaria, los hallazgos acerca del consumo de carnes rojas y el riesgo han sido mezclados. Algunos no han mostrado mayor riesgo, mientras que otros han mostrado que el riesgo sólo se relaciona con la carne procesada, y otros observaron sólo una relación con el consumo total de carne roja, explicó.

Este nuevo estudio de observación de mujeres halló que una mayor ingesta de carne roja se relacionaba con mayor riesgo de enfermedad cardiaca.

"Sin embargo, es importante reconocer que éste es un estudio de observación, no un ensayo clínico prospectivo y al azar. Todavía no se ha demostrado si un cambio en la fuente de proteína de la dieta reduce en realidad los riesgos de enfermedad cardiaca coronaria", aseguró Fonarow.

Más información

Para mayor información sobre la enfermedad cardiaca y la dieta, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo